Saltar al contenido

Conoce el sexo de tu bebé con el PRIMER ultrasonido

sexo bebe primer ultrasonido

Descubrir el sexo del bebé es una de las cosas más importantes que muchas familias esperan durante el embarazo, ya sea que tengan una preferencia o no. La mayoría de los embarazos promedio se someten a dos ultrasonidos: uno al final del primer trimestre, alrededor de 9-13 semanas, y otro al final del segundo trimestre, alrededor de 18-22 semanas, el último siendo el «ultrasonido de género». Pero, ¿y si pudieras descubrir el sexo del bebé en ese primer ultrasonido? De acuerdo con una teoría, ¡puedes!

El método de Ramzi afirma que el sexo del bebé no nacido se puede predecir con precisión a las seis semanas de gestación al estudiar la ubicación de la placenta. De acuerdo con el método, si su placenta se está formando en el lado derecho de su útero durante ese primer ultrasonido, lo más probable es que tenga un niño. Si se está formando en el lado izquierdo, lo más seguro es que estés esperando una niña.

La investigación detrás del método afirma que el método de Ramzi se probó en más de 5,300 mujeres que usaban ultrasonidos transvaginales cuando tenían seis semanas de embarazo. Los médicos registraron la ubicación de la placenta y predijeron el sexo de cada bebé. Luego, se realizaron ultrasonidos transabdominales (el de su vientre) a cada una de las mujeres a las 18-20 semanas, y su método de determinación del sexo fue el 98-99 por ciento del tiempo.

Al igual que la mayoría de los métodos de bricolaje para determinar el sexo de un bebé, el método de Ramzi no lo reconoce como un método comprobado y existen dudas sobre la precisión del método. Aún así, eso no ha impedido que docenas de mamás lo prueben e incluso afirman que funciona totalmente.

Solo queda decir que saquen sus conclusiones y consideren a este método como un juego divertido de azar. Existe la probabilidad de que sea cierto y sepa el sexo de su bebé en pocas semanas de su gestación. Si lograron probarlo y fue acertado no duden en hacer sus comentarios. Entre más mamás dando la validez al método estaremos ante un nuevo «descubrimiento».

¡Saquen sus ultrasonidos, mamás!